25 abril 2018

Columna de Opinión. Migración. Por Mg. Cristián Flores Escalona


Columna de Opinión. Por Mg. Cristián Flores Escalona
En nuestro país, Chile, se hace urgente considerar que se está viviendo un explosivo aumento de migrantes, especialmente de afrodescendientes, venidos de países como Haití, Colombia, República Dominicana, Venezuela, entre otros. Este movimiento que se está dando, es uno más de los cientos que han ocurrido a través de la historia. Pueblos que se ven enfrentados a la pobreza, a sistemas políticos y económicos tóxicos, guerras contra el narcotráfico, corrupción, disputas territoriales; obligando a su población a trasladarse a tierras más tranquilas y, principalmente, de alta estabilidad económica. Este movimiento ciertamente afecta a los habitantes que residen en determinados países como el nuestro que se ubican en el extremo del continente y que no tenía o recordaban una cultura de la integración tan sólida como en otras naciones europeas o norteamericanas. Sin embargo, son muy bienvenidos estas personas que llegan a enriquecer el mundo científico, artístico, sanitario, cultural, etc. Todos los seres humanos somos iguales y tenemos derecho al desplazamiento libre por el mundo. Otro aspecto esencial a contemplar dice relación con el racismo y discriminación de las que son víctimas estos seres humanos por el simple hecho de ser de otro color, practicar otra religión o simplemente hablar de modo diferente. El mundo parece que aprendió a medias después de dos conflictos bélicos mundiales, en que fue foco el racismo y la discriminación. Por eso ese aprendizaje debe actualizarse y convertirse en una oportunidad para construir un mundo mejor. Todo apunta que las naciones deben conciliar sus propios objetivos individuales con los objetivos universales de la paz y la buena convivencia.  Desde mi perspectiva, la interculturalidad siempre será algo positivo, ya que le entrega al país que recibe migrantes, un valor agregado, fortalecimiento el conocimiento y el desarrollo social de los seres humanos. Yo me desempeño en el ámbito de la educación y psicología; y veo con satisfacción como expertos de otras nacionalidades están aportando fuerte y constantemente al mundo escolar y académico universitario. Yo leo este cambio como una oportunidad de enriquecer nuestra cultura, tan aislada y postergada durante algún tiempo en la década de los 70. Además, es vital educar a las nuevas generaciones, destacando la sana convivencia y apoyo recíproco de los ciudadanos de diferentes países. Todo suma. Es un acuerdo partir por la educación/acción y hacer extensivo este llamado de forma relevante al mundo político, religioso y civil. Nadie puede quedar fuera. Debemos procurar que los habitantes del siglo XXI y próximos tiempos, crezcan en territorios constructores de paz y unidad. Asimismo el mundo entero debe trabajar por la igualdad de todos los seres humanos. Hay que hacer fuerza para que los Estados incorporen normativas amables y políticas públicas inclusivas. Por último, pienso que la tarea debe comenzar en el seno de la familia, dentro de un diálogo transparente y positivo, luego abarcar la escuela, las instituciones públicas y civiles, para hacer que esta nueva mentalidad de la interculturalidad llegue a todos los rincones del planeta y a lo profundo del corazón de las personas. Transformemos al mundo en uno muy constructivo y resiliente. Todas las acciones que se puedan llevar a cabo son muy bienvenidas. Que se movilicen las organizaciones tanto gubernamentales como no gubernamentales, las organizaciones religiosas y laicas, las instituciones públicas y privadas, los grupos políticos y apolíticos. Ratificar que todo es un sistema que se vea fortalecido por las relaciones sanas y verdaderas entre todos los habitantes del mundo. No a la discriminación y a ningún tipo de racismo. Sanción severa y ejemplificadora a los responsables de incurrir en estos actos que perjudican a la existencia humana. Respetemos los Derechos Humanos.

20 agosto 2017

Obra de Teatro de Marionetas: El último pez

El último pez. Comentario Teatral: Cristián Escalona

Obra dirigida por Catalina Bize.
Elenco Scarlett Carrasco, Camilo Navarro, Camila Vega y Nicolás Vergara.

Esta es una obra del tipo ecológica que educa acerca del cuidado del mar, invitando al público a combatir la contaminación con desechos de las propias personas e industrias. También es una crítica a las salmoneras que lanza sus desperdicios al mar. Es relevante como la protagonista Lilén junto a su amigo y a sus abuelos hacen un recorrido por las leyendas de Chiloé. Es una obra ágil y entretenida. Su puesta en escena es atractiva, destacando sus marionetas muy bien logradas. Es una obra dinámica ideal para verla en familia. Por último, destacar a esta compañía joven que se atrevió a trabajar con marionetas, arte que sabemos que es muy complejo y desafiante para todo artista del tablado.











11 agosto 2017

Obra de Teatro: Feos de Guillermo Calderón Compañía Teatro y su Doble



"Feos" es una obra dirigida por Aline Kuppenheim y que se destaca por una puesta en escena llena de diálogos profundos, honestos y abiertos entre dos personas que tienen sus rostros deformes y que deciden intentar sentir el amor. Los movimientos humanos son perfectos y la incorporación de elementos audiovisuales completan una historia grandiosa. La obra nos muestra una pareja que después de salir del cine decide ir a tomar un café y conversar de sus experiencias personales relacionadas con sus rostros "feos". Podría ser un relato triste, pero sus vidas nos conectan con lo esencial del ser humano, es decir, con el alma pura y transparente.




09 abril 2017

Comentario Teatral: El Dylan. Profesor Cristián Flores Escalona



El Dylan, Compañía Mala Clase.
Comentario Teatral: Cristián Flores Escalona

Dramaturgia: Bosco Cayo. Dirección: Aliocha de la Sotta. Elenco: Juan Pablo Fuentes, Paulina Giglio, Guilherme Sepúlveda, Jaime Leiva y Mónica Ríos.
El Dylan es una obra sorprendente. La historia de un joven transexual asesinado en la ciudad de La Ligua, no es solo una historia más de discriminación, sino es la historia de dolor y humillación desde el minuto mismo que llegó este ser humano a este mundo. La existencia de Dylan está rodeada de episodios de mucho sufrimiento. La violencia se palpa en cada escena. La voz de Dylan está en todos. Dylan desde pequeño fue maltratado por su padre, por sus compañeros de colegio y por sus vecinos, por un pueblo entero. El Dylan, La Dylan solo recibió amor por parte de sus amigos de un circo conformado por transexuales. Esta puesta en escena es de gran calidad, el elenco se destaca por su excelente interpretación. Hay un texto poderoso y una actuación brillante. Es una obra absolutamente recomendable, ya que instala un tema para conversar y reflexionar.

15 años de Ediciones Pohemia

15 años de Ediciones Pohemia

10 años de Ediciones Pohemia

10 años de Ediciones Pohemia
1999 - 2009

Tiempo en Santiago de Chile

El Tiempo Santiago